La urbanización Torremuelle no reúne los requisitos para la contratación de seguridad privada


Uno de los puntos del Orden del Día de la Junta General Ordinaria, que se celebrará el próximo martes 16 de octubre, es la propuesta para volver a contratar el servicio de seguridad privada como tenía anteriormente la urbanización Torremuelle.

Según varios informes de la Dirección General de la Policía, para la prestación del servicio de seguridad privada en los polígonos industriales o urbanizaciones es necesario estar autorizada por el Subdelegado del Gobierno de la provincia, previa comprobación, mediante informe de las unidades competentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Dicho precepto se encuentra desarrollado en el artículo 80 del Reglamento de Seguridad Privada, que además establece que para obtener la autorización los polígonos o urbanizaciones deben estar netamente delimitados y separados de los núcleos urbanos, que no se produzca solución de continuidad entre distintas partes del polígono o urbanización por vías de comunicación ajenas a las mismas o por otras razones, que no se efectúe un uso público de las calles del polígono o urbanización por tráfico o circulación frecuente de vehículos ajenos a los mismos, y que la administración municipal no se haya hecho cargo de la gestión de los elementos comunes y de la prestación de los servicios municipales.

En este sentido, la urbanización Torremuelle carece de todos y cada uno de los requisitos esenciales exigidos legal y reglamentariamente en el artículo 82.2 del Reglamento de Seguridad Privada para la concesión de la autorización de la prestación del servicio de seguridad privada en las urbanizaciones.

Por otra parte, la urbanización Torremuelle se encuentra calificada como suelo urbano residencial e integrada en el entramado urbano del municipio de Benalmádena y sus calles son compartidas por otras urbanizaciones. La urbanización tampoco constituye un conjunto homogéneo y compacto sin solución de continuidad, sino que se encuentra conectada con diversos entramados de urbanizaciones y vías urbanas ajenas a la misma. Y todas las calles que conforman la urbanización tienen solución de continuidad y conexión con la trama urbana que circunda la misma. También es preciso incidir que en la urbanización se viene efectuando un uso público de las calles por la circulación frecuente de vehículos de otras zonas urbanas colindantes.

De igual modo, desde la firma del convenio de 2011, el Ayuntamiento de Benalmádena es titular y encargado de la gestión, administración y ejecución de los servicios públicos de saneamiento, limpieza de viales y servicio de basuras, servicio de mantenimiento de viales principales, etc. Y el servicio de seguridad viene prestado por la Policía Local de dicho Ayuntamiento.

El Artículo 59 Ley 5/2014, que regula las infracciones en que pueden incurrir los usuarios de los servicios de seguridad privada, considera infracciones muy graves "la contratación o utilización, a sabiendas, de los servicios de empresas de seguridad carentes de la autorización específica para el desarrollo de los servicios de seguridad privada". Por su parte, el artículo 63 de la Ley 5/2014 recoge las sanciones que se podrán imponer, por las Autoridades competentes, a los usuarios de seguridad privada, contemplando la multa de 20.001 a 100.000 euros, por la comisión de una infracción muy grave.






Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Ya entendemos porque la dueña de la empresa de vigilancia está de secretaria? Que quiere volver a meter a su gente?

    ResponderEliminar
  2. donde va a trabajar esta empresa,con la chatarra de vehiculos que dispone,en torremuelle untando al moro,secretaria de conveniencia

    ResponderEliminar
  3. cómo para perseguir estos a los ladrones,con los patrol,más quemados,que la moto de un hippy,cómo no los acojone el padre,con el deportivo,a escape libre,el ridiculo no lo conoce,molestando al vecindario

    ResponderEliminar