Condenan a 20 meses de cárcel al presidente de Torremuelle, Kamran Motamedi, por agredir a puñetazos a un vecino que perdió la visión de un ojo



La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado al presidente de Torremuelle, Kamran Motamedi, a 20 meses de prisión por pegar puñetazos y patadas a un vecino de la urbanización, así como también la prohibición de comunicar con la víctima por dos años y seis meses. De igual modo, también han recibido la misma condena el hermano del presidente y dos personas más que se unieron a la disputa. Los procesados se han declarado autores de los hechos y han aceptado la condena impuesta por la sala.

Los hechos se produjeron en la tarde del 8 de agosto de 2013, en la zona pública de la torre vigía de Torremuelle. Según la sentencia, los hermanos Motamedi y el vecino iniciaron una discusión a consecuencia de las obras ilegales que estaban realizando los primeros en el entorno del monumento. En un momento determinado, "con ánimo de menoscabar su integridad física", la emprendieron a golpes con el vecino.

Asimismo, dice la resolución, luego se sumaron a la disputa los otros dos procesados, quienes sujetaron a la víctima para que los hermanos Motamedi pudieran golpearle, llegando ambos a darle puñetazos, por lo que el hombre cayó al suelo, lo que aprovecharon, al estar "indefenso", para propinarle patadas por el cuerpo.

A consecuencia de esto, el hombre sufrió varias contusiones, hematomas y desprendimiento de retina, requiriendo tres operaciones y tardando en curar 265 días. Entre las secuelas presenta pérdida de visión en un ojo, sin posible mejoría, así como trastorno depresivo reactivo.

A los cuatro procesados se les condena también a indemnizar a la víctima con 95.000 euros en concepto de reparación del daño ocasionado.

Antecedentes penales: condenado por tráfico de drogas.

En septiembre de 2015, el presidente de la urbanización Torremuelle, Kamran Motamedi, también se declaró culpable en el Juzgado de lo Penal de Málaga por elaboración, tenencia y tráfico de drogas. Fue condenado a 2 años de cárcel y 4000 euros de multa. (AQUÍ)

Motamedi reconoció esos delitos como parte de un acuerdo entre los abogados y el fiscal, por lo que no hizo falta la declaración de los testigos ni de los agentes de la Guardia Civil. El presidente de Torremuelle y el otro implicado que le acompañó, C.J.D.S., reconocieron ser los autores del laboratorio desmantelado por la Guardia Civil en una vivienda de Alhaurín de la Torre en marzo de 2012, donde se pretendía cultivar marihuana a gran escala.

En la sentencia también se señala que Motamedi tuvo en el sótano del Hotel Vista de Rey material para el cultivo de marihuana y que éste fue transportado de Torremuelle a Alhaurín de la Torre con la furgoneta de la Comunidad.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Condenado dos veces y ahí está danzando.Inmune.Y el hotel vista de rey ahí sique en pie.Viva la justicia.

    ResponderEliminar